EPM transfirió cerca de $85.500 millones a regiones antioqueñas y Corporaciones Autónomas Regionales

0
3
Mónica Ruiz Arbeláez, Gerente General (e) de EPM
Foto: Mónica Ruiz Arbeláez, Gerente General (e) de EPM

EPM entregó $85.500 millones por concepto de transferencias del sector eléctrico para el desarrollo de las regiones en Antioquia. Este aporte lo realiza la Empresa desde hace más de 4 décadas y busca la protección del ambiente en las cuencas aportantes a los embalses para generación de energía.

Mónica Ruiz Arbeláez, Gerente General (e) de EPM informó que “el año pasado, EPM trasladó estos recursos a 52 municipios antioqueños localizados en jurisdicción de sus embalses de generación de energía, las cuencas de los ríos que los abastecen o donde se encuentran instaladas las casas de máquinas, tanto hidráulicas como térmicas. Además de las tres Corporaciones Autónomas Regionales Cornare, Corantioquia y Corpourabá”.

Las localidades que recibieron transferencias del sector eléctrico están ubicadas en siete subregiones antioqueñas, así:

Magdalena Medio: Caracolí, Maceo y Puerto Nare.

Nordeste: Amalfi, Anorí, Cisneros, San Roque, Santo Domingo y Yolombó.

Norte: Angostura, Belmira, Carolina del Príncipe, Donmatías, Entrerríos, Gómez Plata, Guadalupe, San Pedro de los Milagros, Santa Rosa de Osos y Yarumal.

Occidente: Abriaquí, Cañasgordas y Frontino.

Oriente: Abejorral, Alejandría, Concepción, El Carmen de Viboral, El Peñol, El Retiro, El Santuario, Granada, Guarne, Guatapé, La Ceja, La Unión, Marinilla, Rionegro, San Carlos, San Rafael, San Vicente Ferrer y Sonsón.

Suroeste: Jericó y Támesis.

Valle de Aburrá: Barbosa, Bello, Caldas, Copacabana, Envigado, Girardota, Itagüí, La Estrella, Medellín y Sabaneta.

Aliados del cuidado ambiental

Este compromiso derivado del artículo 45 de la ley 99 de 1993, establece que las empresas generadoras transfieran el 6% de las ventas brutas de energía de la siguiente manera: 3% para las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y 3% para los municipios del área de influencia de la central hidroeléctrica. Este 3% de las localidades se distribuye el 1,4% para los municipios del embalse, 0,2% para los municipios donde están las casas de máquinas y 1,4% para los municipios de la cuenca hidrográfica que surte la central.

En el caso de las centrales térmicas, las transferencias son del 4%. De estas, el 2,5% se destina a la Corporación Autónoma Regional para la protección del ambiente del área donde está ubicada la planta, y el 1,5 % para el municipio donde está situada la planta generadora.

Estos dineros solo pueden ser utilizados en los proyectos previstos en el Plan de Desarrollo Municipal, dando prioridad a aquellos relacionados con el saneamiento básico y mejoramiento ambiental, como los de acueducto urbano y rural, alcantarillado, la construcción de pozos sépticos, rellenos sanitarios y tratamiento de aguas. Por su parte, las Corporaciones Autónomas Regionales lo deben hacer en programas para la protección del ambiente y en la defensa de la cuenca hidrográfica y del área de influencia de los centros de producción de energía.

La comunidad participa y es garante de la utilización de estos recursos

Las comunidades juegan un papel fundamental en la gestión que se realiza con estos recursos, ya que pueden identificar necesidades de saneamiento básico y mejoramiento ambiental, presentar ante la Alcaldía, Concejo Municipal o Corporación Autónoma Regional los proyectos en los que se puedan invertir estos recursos y ser garantes del buen uso de éstos.

Adicional a los recursos entregados por concepto de transferencias y otras obligaciones legales, EPM se ha vinculado históricamente de manera voluntaria al desarrollo local y regional mediante la implementación de Alianzas para el Desarrollo, intervenciones regionales e integrales que involucran las dimensiones del desarrollo sostenible (económica, social, ambiental, político, cultural e institucional), en un territorio.

Estas alianzas se constituyen en una plataforma para la participación de las instituciones y las comunidades, para orientar su propio desarrollo, basado en la comprensión de las realidades y demandas de los territorios de las áreas de influencia de las centrales de generación energía.

Entre estas alianzas se destaca el convenio suscrito en 2020 con la Corporación Autónoma Regional CORNARE, en la región del Oriente antioqueño, donde participan también las administraciones municipales y las comunidades de influencia de las centrales de generación. Durante los primeros meses del 2021, EPM, Cornare y demás participantes definirán las cuantías a ejecutar durante el periodo 2021-2023. De igual manera, finalizando el año 2020 se suscribió un convenio marco con Corantioquia, que permitirá aunar esfuerzos para la conservación y protección del patrimonio ambiental en las áreas de interés de las dos entidades, sumando a los municipios y otros aliados para estos fines.

Estas alianzas hacen parte de las 9 suscritas y en ejecución durante el 2020, con una perspectiva regional en materia ambiental, económica y social donde EPM invirtió más de 7.900 millones de pesos.

En el balance de estas alianzas vale resaltar que diferentes comunidades se vieron beneficiadas con la certificación en temas de turismo sostenible, ambientales y de gestión de proyectos, que les permitirá el fortalecimiento y la sostenibilidad de sus proyectos productivos sostenibles.

En la gestión ambiental se logra impactar 694 ha con programas para la protección y conservación de bosques, la restauración ecológica y el pago por servicios ambientales. Adicionalmente se lograron hitos importantes como la participación de EPM en la conformación del Sistema Local de Áreas Protegidas del municipio de Amalfi, el apoyo para la declaración de 26 reservas naturales de la sociedad civil y el fortalecimiento de acueductos veredales para 300 familias.

También en el contexto de pandemia COVID se destaca la realización virtual del Tercer Simposio de Biodiversidad con la divulgación de cerca de 28 investigaciones en marco de la Alianza EPM-UdeA, y el Foro virtual de seguridad hídrica.

Pedagogía | ¿Por qué EPM debe hacer estos pagos?

La Ley 99 de 1993, en su artículo 45, ordena que toda empresa generadora de energía hidroeléctrica debe transferir el 6% de las ventas de energía a los municipios y Corporaciones Autónomas Regionales, situadas en la cuenca hidrográfica y el embalse.  En cuanto a las termoeléctricas, el porcentaje a transferir corresponde al 4% de las ventas de energía. Estos dineros son los que conocemos como transferencias del sector eléctrico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here