La Institución Universitaria Pascual Bravo logró desarrollo tecnológico para personas con movilidad reducida

0
4
Alcaldía de Medellín
La Institución Universitaria Pascual Bravo logró desarrollo tecnológico para personas con movilidad reducida
La Institución Universitaria Pascual Bravo logró desarrollo tecnológico para personas con movilidad reducida

INFOLOCAL30.CO. Se trata de un exoesqueleto, sistema mecatrónico que permite asistencia motriz para la protección, rehabilitación o para mejorar la fuerza de personas y animales.

– El beneficiario de este avance será un joven de 22 años que volverá a caminar con toda normalidad, luego de sufrir un accidente hace algunos años.
Como un aporte al Valle del Software, la Institución Universitaria Pascual Bravo construyó un exoesqueleto, avance tecnológico que mejorará la calidad de vida de un joven de 22 años que no puede caminar bien, dado que perdió la sensibilidad y fuerza en su tobillo derecho tras sufrir un accidente hace varios años.

“En la Institución Universitaria Pascual Bravo venimos trabajando para consolidar a Medellín como un valle del Software. Desde las líneas misionales de docencia, investigación y extensión trabajamos en áreas de conocimiento como Desarrollo de Software, Sistemas Electromecánicos, Sistemas Mecatrónicos, robótica para apuntarle a los grandes logros de ciudad”, indicó el rector de la institución, Juan Pablo Arboleda.

Se trata de un sistema semejante a los trajes robóticos que generan energía para diversas tareas físicas. Se compone de cables metálicos, material termoplástico fabricado en impresoras 3D y tela hipoalergénica que ofrece más comodidad al paciente.

“La persona se lo pone, conecta los sensores a la pierna y enciende el exoesqueleto. A través de las señales que llegan desde la parte de arriba de la rodilla, el sistema ya sabe qué movimiento debe hacer y lo realiza completamente natural”, explicó el docente e investigador Julio Pastor Restrepo Zapata, responsable del avance.

Esto ha sido posible tras varios meses de trabajo en el laboratorio Cientic de la Institución Universitaria, pesa un kilo y es accionado por un sistema embebido basado en un procesador cortex M3 y una batería integrada que tiene una duración de alrededor de dos horas para un uso continuo.

El beneficiado del exoesqueleto es Norberto Urrego Zapata, quien recuperó la esperanza de volver a caminar como lo hacía antes, tras conocer que el invento fue diseñado a su medida y necesidad: “Mi vida actualmente para caminar es muy difícil porque cuando camino mucho me empieza a doler mucho la pierna. Con la ayuda del exoesqueleto me va a cambiar mucho porque ya voy a hacer ejercicio diario y me va a mejorar mucho la salud”, afirmó.

Este prototipo está en su última etapa. Una vez terminen las muestras se reducirá el tamaño para que el portador pueda usarlo bajo la ropa sin que se note.
 

Alcaldía de Medellín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here