Envían a la cárcel a Paul Naranjo por feminicidio de Ana María Castro

0
9
Foto: Programa Séptimo Día, Caracol Televisión

La declaración de un conductor la plataforma Didi es clave en la investigación. La juez tomó la determinación al considerar que “existen patrones de comportamiento de Paul Naranjo que permiten inferir que no comparecerá al proceso o que no cumplirá la sentencia”.

La juez 34 de garantías de Bogotá tomó la decisión de enviar a la cárcel a Paul Naranjo como presunto responsable del feminicidio agravado de Ana María Castro , perpetrado el 5 de marzo del 2020.

“Concuerda esta funcionaria con la Fiscalía y la apoderada de la víctima cuando advierten que existen patrones de comportamiento de Naranjo que permiten inferir que no comparecerá al proceso o que no cumplirá la sentencia, pues basta con mencionar que, pese a que el imputado estaba enterado de la orden de captura en su contra, optó por huir. Y qué, pese a que las autoridades realizaron todas las actividades tendientes a la captura no fue posible su ubicación”, dijo la juez.

LA IMPUTACIÓN DE CARGOS

Según la narración del fiscal del caso, los hechos ocurrieron entre 1:30 de la mañana y la 1:45 de la mañana del 5 de marzo, en la calle 80 con carrera 69, en el occidente de Bogotá, cuando Ana María fue, supuestamente, golpeada en un vehículo y arrojada a la calle. Naranjo se declaró inocente de los hechos.

“Cuando la joven Ana María Castro, de 21 años, que se encontraba en alto grado de alicoramiento fue privada de su libertad de locomoción y golpeada al interior de un vehículo tipo camioneta, Kia Sportage, color negro, posteriormente arrojada en vía pública donde sufre politraumatismo, lo cual, dio lugar a que su causa principal de muerte fuera por trauma craneoencefálico, falleciendo en el hospital Simón Bolívar”, dijo el fiscal.

Añadió que el delito es feminicidio agravado es porque Naranjo, al parecer, actuó con “dominio funcional del hecho” pues habría cometido el crimen “mediante acuerdo común con otro sujeto que se encontraba en el vehículo”. Este hombre sería Julián Ortegón , quien permanece en la cárcel como presunto responsable de los hechos y quien se declaró inocente del delito de feminicidio agravado.

El fiscal del caso aseguró que cuando arrojaron a la calle a Ana María Castro, Naranjo “emprendió la huida”. Incluso, que antes de que la lanzaran, Naranjo “ejerció actos de control, dominio y subordinación mediante celos en contra de Ana María Castro, ya que se molestó porque ella se besó con otro ocupante del vehículo”, que sería Mateo Reyes, hoy uno de los testigos de la Fiscalía.

EL TESTIGO ESTRELLA

BLU Radio reveló la declaración completa de Daniel Vega, testigo estrella de la Fiscalía, un conductor de la plataforma Didi que iba en su vehículo Spark negro por la Suba con calle 80 cuando, según su testimonio, vio el momento del crimen.

Dice Vega que vio cómo lanzaron a Ana María Castro de un carro oscuro con vidrios polarizados.

“Alcancé a ver cómo abrieron la puerta de atrás del lado derecho del carro y botaron una chica, lo digo por la manera como sale de la puerta trasera derecha del carro y cae. Cayó como si fuera un muñeco de trapo entre el carril derecho y central en el asfalto, la chica quedó ahí quieta, en ese momento el vehículo aceleró muy rápido rumbo oriente- occidente, no alcancé a ver placas, ni personas que estuvieran dentro del vehículo porque estaba polarizado”, explicó.

Cuenta Daniel Vega que vio cómo en ese momento, de la nada, “salió un tipo salió corriendo a pedir ayuda”. Hombre que, según la Fiscalía, sería Mateo Reyes.

“El hombre me responde que los habían dejado tirados y que no sabía qué hacer, que le ayudara. De inmediato llamo al 123”, dijo.

Además, contó que empezó a grabar la escena del crimen, pero que perdió ese video porque le robaron su celular. Sin embargo, que en el material videográfico quedó registrado cuando Ana María estaba en el suelo, cuando llega la ambulancia y se la llevan; que se ve a los Policías que estaban ahí y que uno de ellos estaba registrando el bolso de la víctima y finalmente, que se llevan a Mateo Reyes.

“El tipo estaba muy terco, agresivo con los policías, agitado, se le notaba una cara de susto y las pupilas dilatadas”, dijo el testigo.

Tomado de: Sylvia Charry – Blu Radio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here