Vacunación debe priorizarse en frontera con Brasil

0
3
Vacunación debe priorizarse en frontera con Brasil

La presencia confirmada de la variante del virus SARS-CoV-2 en Leticia, catalogada como altamente contagiosa, debería ser una razón de peso para priorizar al departamento del Amazonas en el Programa Nacional de Vacunación próximo a iniciarse.

Así lo consideran expertos académicos consultados por la Agencia de Noticias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quienes hacen un llamado a las autoridades nacionales para que se priorice al departamento del Amazonas, y a Leticia, antes que a otras regiones, en el Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19 próximo a iniciar, de manera que se pueda controlar la presencia de la cepa brasileña en territorio fronterizo y en el resto del país.

Se estima que a Leticia llegarían apenas unas 700 dosis para la primera etapa de vacunación, una cantidad irrisoria para una ciudad que supera los 50.000 habitantes y que hoy ocupa, según el Instituto Nacional de Salud (INS), el primer lugar en la lista de municipios con mayor tasa de mortalidad por millón de habitantes, con 4,3, y el segundo entre los 10 municipios con mayor proporción de nuevos casos: 8.9, o tasa de incidencia por cada 100.000, después de La Unión (Antioquia).

El profesor Germán Ignacio Ochoa, director de la UNAL Sede Amazonia, indicó que desde la Institución se vienen adelantando conversaciones con la Gobernación del Amazonas para apoyar la jornada de vacunación desde el campus, como se ha venido planteando en las otras sedes nacionales y andinas de la Universidad en todo el país.

Para el directivo, la situación que afronta hoy la frontera colombo-brasileña es el resultado de un año de mal manejo de la pandemia por parte del Gobierno de Brasil.

“Mientras ese país adoptó escasas medidas para controlar el virus, en Leticia la ciudadanía aprendió a cuidarse y se aplicaron medidas de restricción a la movilidad que sirvieron para mantener a raya el COVID-19 durante estos meses, sobre todo después del primer pico que se presentó en mayo”, destaca.

Agrega que, “paradójicamente, Brasil ya está vacunando a su población y ha priorizado a las comunidades en el Amazonas, para cuyo estado se han destinado 280.000 dosis; a Tabatinga –ciudad fronteriza con Leticia– llegaron 13.110 dosis a finales de enero, y al Alto Río Negro –frontera con Vaupés–, 13.984”.

Desde el inicio de la declaratoria de emergencia sanitaria por COVID-19 en marzo de 2020, en Leticia se han presentado 3.912 casos, 3.682 recuperados y 133 fallecidos, el 57 % en mujeres y el 43 % en hombres.

¿Subregistro de casos?

El profesor Fernando Pío de la Hoz, director del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAL, menciona que al revisar los datos de la situación epidemiológica en la capital del Amazonas, esta afronta un segundo pico más bajo que el de mayo de 2020, pero hay preocupación por la presencia de la variante brasileña que, según la evidencia científica ofrecida por investigadores de ese país, circula en la frontera desde noviembre.

Pese a ello la mutación P1 del SARS-CoV-2 fue confirmada en Colombia hasta finales de enero por parte del INS. De esta, el Instituto reporta hasta el momento 7 casos de pacientes contagiados en Leticia.

Según el experto De la Hoz, “el seguimiento realizado es ineficiente y lo más probable es que existan más casos no reportados desde noviembre”.

Aeropuerto cerrado, ¿medida eficaz?

A la par con la confirmación de la presencia de la variante brasileña y como medida para reducir la velocidad de su llegada a otras ciudades del país, el Gobierno nacional suspendió los vuelos desde Leticia.

Esta medida se tomó sin ofrecer alternativas de movilidad a una ciudad que depende del transporte aéreo, advierten los académicos de la UNAL. “El Aeropuerto Internacional General Alfredo Vásquez Cobo es la única vía de comunicación de los leticianos con el resto del país; por esta llegan la mayoría de alimentos, productos de aseo y demás provisiones” indica el profesor Ochoa.

Esto sin contar con que varios viajeros, entre ellos turistas, han tenido que quedarse en Leticia sin que hasta el momento se les ofrezcan soluciones.

Para el profesor De la Hoz, se trata de una medida tardía que no se justifica desde el ámbito epidemiológico. “Ninguna medida de cierre de aeropuertos o terminales de transporte evitará que el virus se disemine”, subraya.

Agencia de Noticias UN – Unimedios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here