Educación ayudaría a reducir delincuencia

0
10

Una investigación sobre Unidades de Planeamiento Zonal (UPZ) de Bogotá concluyó que el aumento del capital humano (inversión en educación) reduciría los delitos de hurto y las lesiones personales en cerca del 13 %.

Esto puede ser el resultado de un aumento de la paciencia en los jóvenes y una tendencia a cambiar la preferencia al riesgo en actividades delictivas.

Lo anterior, ligado a que se aumentan las expectativas de salarios futuros debido a la posibilidad de continuar con estudios o encontrar un empleo al terminar la educación “obligatoria”.

Así lo determina un estudio enfocado en estudiantes de colegios públicos, quienes también son los más vulnerables económicamente. Según datos de capturas de la Policía Nacional recopilados entre 2010 y 2016, en Bogotá cerca del 50 % de los hurtos a personas son perpetrados por personas entre 18 y 25 años.

Los resultados de la investigación fueron dados a conocer por la economista Ana Paola Cruz Rodríguez, candidata a magíster en Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, quien analizó el efecto que tendría sobre la delincuencia el hecho de aumentar la educación.

“Me basé en el programa ‘Política de articulación de la educación media con la educación superior’ que tuvo la Alcaldía de Bogotá entre 2007 y 2015. La idea era analizar si un aumento en horas de educación implicaba una disminución de los delitos, así como ha sucedido en otros países en los que han incrementado la educación obligatoria”.

Dicha Política consiste en que estudiantes de colegios públicos de Bogotá (grados 10 y 11) tengan la oportunidad de tomar cursos técnicos con diferentes instituciones de educación superior, y que al finalizarlos puedan seguir estudiando o emplearse en alguna empresa.

Uno de los factores que más se relaciona con los resultados del estudio es que la Política está dirigida a personas en edades en las que la probabilidad de involucrarse en actividades delictivas es mayor: jóvenes que cursan educación media, entre los 15 y 18 años.

Enfoque en capital humano

Esta investigación, dirigida por el profesor Hernando Bayona Rodríguez, de la UNAL Sede Bogotá, se enfocó en el capital humano y el crimen, y evidenció que la delincuencia puede ser disuadida por medio del incremento de dicho capital.

Según lo sustenta esta teoría, los recursos deben ir encaminados a políticas y programas educativos que generen mayores niveles de educación y capacitación. Por eso, más que la “Política de articulación” por sí sola, la investigación trataba de evaluar cuál es el efecto que genera el aumento del capital humano.

Con este propósito se tomaron como unidad de medida las UPZ de Bogotá que tuvieran colegios públicos, para lo cual se consultó a la Secretaría de Educación Distrital. Así mismo, para adelantar la recopilación documental, se utilizó información de la Policía Nacional respecto a los delitos denunciados (lesiones personales y hurto a personas) en estas zonas. Por último, se utilizaron datos de población, entre otra información general de las UPZ, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) y la Secretaría de Planeación.

Una vez recopilada la información se hizo un análisis a partir de un modelo general de diferencias en el cual se utilizaron cuatro años de información (2011-2015), teniendo en cuenta que en ese periodo se implementó la “Política de articulación” en Bogotá.

Datos dispersos

Este es un primer análisis –pues no se había hecho en Bogotá ni en Colombia– acerca de los efectos que tiene el capital humano o un aumento en la educación sobre la reducción de la delincuencia.

Sin embargo, la economista Cruz advierte que tuvo dificultades para obtener datos de las UPZ, pues no hay una entidad que recopile esta información de manera continua, por lo que es posible que existan otros factores que puedan explicar la reducción de la delincuencia.

Por eso una de sus recomendaciones es enfocar la investigación en la manera como la educación muestra retornos diferentes a los que siempre se tienen en cuenta (qué salario genera y si es significativamente mayor o no).

“En general, sería bueno enfocar los esfuerzos, en términos de política pública, a generar mayor educación y mayores posibilidades, sobre todo para las personas que pueden ser más vulnerables”, puntualiza la economista Cruz.

Agencia de Noticias UN – Unimedios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here