Escalada de violencia entre israelíes y palestinos obliga a Biden a cambiar de estrategia

0
17

El gobierno del presidente estadounidense no se había involucrado hasta ahora en el conflicto. Sin embargo, ha recibido llamados para que se vuelva más activo. Hasta ahora, las hostilidades han cobrado la vida de 65 palestinos, entre ellos 16 niños, y siete israelíes, incluido un soldado.

Con apenas cuatro meses en el poder, la escalada de violencia entre Israel y Hamas desconcertó al gobierno del Presidente de Estados Unidos, Joe Bien, que buscaba diseñar una política para Medio Oriente diferente a la del exmandatario Donald Trump.

Los expertos señalan que su vacilación para involucrarse más profundamente en los esfuerzos para resolver el conflicto ha creado un vacío de liderazgo que se ve exacerbado por la incertidumbre política en Israel y la Autoridad Palestina. Biden respalda la solución de dos Estados, pero ha hecho pocos esfuerzos en esa dirección.

A medida que escala la violencia, dice el diario The New York Times, crecen los pedidos en el Partido Demócrata para que Biden desempeñe un papel más activo. Algunos liberales lo instan a desafiar con más firmeza la actividad de asentamientos israelíes, el obstáculo para una solución pacífica con los palestinos.

“El problema con Medio Oriente es que puedes intentar darle la espalda, pero no te dará la espalda”, dijo al periódico Martin S. Indyk, exembajador de Estados Unidos en Israel y exenviado especial para las negociaciones palestino-israelíes. A juicio de Indyk, Biden ahora debe volverse más activo, e indicó que se debe designar rápidamente a un embajador estadounidense en Israel.

Una mujer palestina junto a su hijo abandonan su edificio después de que fuera blanco de ataques aéreos israelíes en Gaza. Foto: Reuters

Indyk también dijo que Biden aún no había hablado con Mahmoud Abbas, el Presidente de la Autoridad Palestina. Asimismo, señaló que la administración demócrata debería reabrir un consulado en Jerusalén Este, que había sido el principal punto de contacto de Estados Unidos con los palestinos antes de que fuera cerrado bajo el gobierno de Trump.

Los funcionarios del gobierno de Biden pidieron públicamente el martes que ambas partes muestren moderación. En los últimos días, también presionaron a sus contrapartes israelíes y palestinas en conversaciones privadas para evitar el aumento de las tensiones, y emitieron un pedido exitoso para el aplazamiento de un fallo judicial israelí sobre el desalojo de familias palestinas en Jerusalén Este.

“El mensaje del Departamento de Estado norteamericano no es aceptable para mí”, dijo en Twitter el embajador de Israel en Estados Unidos, Gilad Erdan. “Es imposible poner en el mismo mensaje declaraciones de líderes israelíes que piden calma junto con instigadores y organizaciones terroristas que lanzan misiles y cohetes”, añadió.

En el lado palestino, existe frustración de que Estados Unidos haya retrasado una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU que considera demasiado desfavorable para Israel. “La continua parálisis del Consejo de Seguridad sobre la situación en Palestina es inaceptable”, dijo el martes el embajador palestino ante las Naciones Unidas, Riyad Mansour. “La comunidad internacional, en particular el Consejo de Seguridad, debe condenar todas las acciones ilegales de Israel”.

Según The Associated Press, los defensores de ambas partes dicen que el gobierno de Biden parece estar siguiendo una estrategia interina que carece de coherencia y envía mensajes contradictorios a las partes, ninguna de las cuales ha mostrado voluntad de escuchar o dar marcha atrás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here