Filipinas le ofrece a Reino Unido enfermeras a cambio de vacunas contra el COVID-19

0
17

Reino Unido cuenta con 30.000 filipinos trabajando para su sistema de salud y no ha mostrado interés en tener más.

© Rafael Simoes Instituto Butantan Filipinas recibirá sus primeras dosis de la vacuna Sinovac Biotech el fin de semana, lo que le permitirá comenzar con su programa de inoculación la próxima semana.

Una alta funcionaria del gobierno de Filipinas le ofreció miles de trabajadores de la salud a Reino Unido y Alemania a cambio de vacunas contra el COVID-19.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, Filipinas ha limitado aún más la salida de sus trabajadores de la salud al extranjero. El último cambio fijó el límite en la salida de 5.000 profesionales al año.

Alice Visperas, directora de la Oficina de Asuntos Internacionales del Ministerio de Trabajo de Filipinas, señaló que el gobierno estaba dispuesto a levantar el límite si los dos países accedían al intercambio. Según Visperas, las vacunas se usarían para inocular a los trabajadores salientes y a repatriados filipinos.

Reino Unido, que cuenta con cerca de 30.000 filipinos trabajando en el Servicio Nacional de Salud, señaló que no estaba interesado en el acuerdo con Manila.

“No tenemos planes de que el Reino Unido llegue a un acuerdo sobre vacunas con Filipinas vinculado a un mayor reclutamiento de enfermeras”, dijo un portavoz del Ministerio de Salud del Reino Unido. Alemania no respondió a la propuesta.

El gobierno de Boris Johnson en Reino Unido ha dicho que planea compartir las dosis sobrantes una vez haya finalizado la campaña para inmunizar a sus habitantes.

En Filipinas, uno de los países con más contagios de COVID-19 en Asia, el gobierno se está preparando para recibir sus primeras dosis de vacunas el fin de semana, lo que le permitirá comenzar con su programa de inoculación la próxima semana.

El primer lote en llegar al país será de 600.000 dosis de la vacuna Sinovac biotech, donadas por China. Uno de los primeros en ser vacunados será el funcionario de un hospital que perdió a sus padres por el virus.

Sin embargo, un portavoz del grupo de trabajo filipino contra el coronavirus le dijo a NPR que las dosis de la vacuna son insuficientes para vacunar a los 1,7 millones de trabajadores de la salud que encabezan la lista de prioridades de vacunación del país.

El presidente del país, Rodrigo Duterte, ha dicho que el retraso en la llegada de vacunas se debe a que los “países ricos compraron todos los suministros”. Filipinas ordenó 25 millones de dosis de Sinovac, pero la entrega se retrasó y la autorización solo se dio hasta esta semana.

La falta de transparencia del gobierno también ha dificultado la labor de vacunación. Los trabajadores de la salud han perdido confianza en el Ejecutivo y la pandemia reveló años de subinversión en salud pública que ha animado a los profesionales a querer dejar el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here