Investigan posible ataque misterioso cerca de la Casa Blanca

0
11

Agencias federales de Estados Unidos investigan al menos dos posibles incidentes en el país ––incluido uno cerca de la Casa Blanca en noviembre pasado–– que parecen ser similares a los ataques misteriosos e invisibles que han provocado síntomas debilitantes para decenas de funcionarios estadounidenses en el extranjero. Varias fuentes familiarizadas con el asunto le dijeron a CNN que si bien el Pentágono y otras agencias que investigan el asunto no han llegado a conclusiones claras sobre lo que sucedió, el hecho de que tal ataque haya tenido lugar tan cerca de la Casa Blanca es especialmente alarmante.

Agencias federales de Estados Unidos están investigando al menos dos posibles incidentes en suelo estadounidense, incluido uno cerca de la Casa Blanca en noviembre del año pasado, que parecen similares a ataques misteriosos e invisibles que han provocado síntomas debilitantes para decenas de funcionarios estadounidenses en el extranjero.

Varias fuentes familiarizadas con el asunto le dicen a CNN que si bien el Pentágono y otras agencias que investigan el asunto no han llegado a conclusiones claras sobre lo que sucedió, el hecho de que tal ataque haya tenido lugar tan cerca de la Casa Blanca es particularmente alarmante.

Funcionarios de defensa informaron a los legisladores de los Comités de Servicios Armados del Senado y la Cámara de Representantes sobre el asunto a principios de este mes, incluido el incidente cerca de la Casa Blanca. Ese incidente, que ocurrió cerca de la Elipse, el gran terreno ovalado en el lado sur de la Casa Blanca, enfermó a un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional, según múltiples funcionarios y fuentes estadounidenses actuales y anteriores familiarizados con el asunto.

En un episodio separado de 2019, un funcionario de la Casa Blanca reportó un ataque similar mientras paseaba a su perro en un suburbio de Virginia en las afueras de Washington, informó GQ el año pasado.

Los enfermos reportaron síntomas similares a los que han sufrido funcionarios de la CIA y del Departamento de Estado afectados en el extranjero, y los funcionarios rápidamente comenzaron a investigar el incidente como un posible ataque del «síndrome de La Habana». Ese nombre se refiere a síntomas inexplicables que el personal estadounidense en Cuba comenzó a experimentar a finales de 2016: un conjunto variable de quejas que incluyen dolor de oído, vértigo, dolores de cabeza punzantes y náuseas, a veces acompañados de un «ruido direccional penetrante» no identificado.

Los rumores se han arremolinado durante mucho tiempo en Washington sobre incidentes similares dentro de Estados Unidos. Si bien los episodios recientes alrededor de Washington parecen similares a los aparentes ataques previos que afectaron a diplomáticos, funcionarios de la CIA y otro tipo de personal estadounidense que prestan servicios en Cuba, Rusia y China, los investigadores no han determinado si los incidentes desconcertantes en el país están relacionados con los que han ocurrido en el extranjero o que puede estar detrás de ellos, dicen las fuentes a CNN.

Los funcionarios de defensa que informaron a los legisladores dijeron que era posible que Rusia estuviera detrás de los ataques, pero no tenían suficiente información para decirlo con certeza. Otro exfuncionario estadounidense involucrado en la investigación en ese momento dijo que China también estaba entre los sospechosos.

Estados Unidos ha luchado por comprender estos ataques desde 2016 y 2017, cuando el personal diplomático y de inteligencia en Cuba comenzó a informar síntomas alarmantes que parecían aparecer de la nada. Los funcionarios de inteligencia y defensa se han mostrado reacios a hablar públicamente sobre los extraños incidentes, y algunos de los afectados se han quejado públicamente de que la CIA no se tomó el asunto lo suficientemente en serio, al menos inicialmente.

Los ataques eventualmente llevaron a una dramática reducción de personal en el puesto de avanzada en La Habana bajo la administración Trump. El personal de Rusia y China informó de incidentes inexplicables similares. Aunque no hay consenso sobre las causas de los síntomas, un estudio patrocinado por el Departamento de Estado descubrió que probablemente fueron el resultado de ataques de energía de microondas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here