JEP llama a Rodrigo Londoño por caso de Álvaro Gómez Hurtado

0
14
Foto: Archivo

Este miércoles, 10 de febrero, el excomandante de las Farc deberá rendir versión voluntaria por el homicidio de Álvaro Gómez y los otros cinco asesinatos que reconocieron el pasado 3 de octubre. Carlos Antonio Lozada fue el primero en cumplir con esta diligencia judicial, el pasado 10 de diciembre.

La Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) llamó a rendir versión voluntaria a Rodrigo Londoño (Timochenko), por el magnicidio del dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado y los homicidios de los exguerrilleros Hernando Pizarro León-Gómez y José Fedor Rey, el economista Jesús Antonio Bejarano, el general Fernando Landazábal Reyes y el representante a la Cámara Pablo Emilio Guarín. Esta diligencia ya había sido aplazada en dos ocasiones en noviembre y diciembre del año pasado. Finalmente se realizará este miércoles, 10 de febrero, a partir de las 8:00 a.m.

Londoño no será el primer excomandante de las Farc en contar públicamente ante la JEP lo que conoce sobre estos casos, pues Julián Gallo Cubillos, conocido como Carlos Antonio Lozada, rindió versión voluntaria el 10 de diciembre del año pasado, en la que respondió a preguntas de los familiares de las víctimas y reafirmó que fue el encargado de ejecutar la orden de asesinar del exlíder conservador, por orden de Jorge Briceño (El Mono Jojoy).

En esa diligencia judicial, Lozada explicó que en 1961 “hubo una campaña militar contra un asentamiento campesino con el señalamiento de lo que se conoció como las repúblicas independientes que, según ellos, no reconocían la existencia del Estado”. Uno de los que denunció ante el Congreso de la República estas supuestas repúblicas fue, precisamente, Álvaro Gómez Hurtado, lo que, según el excombatiente, repercutió en que “los campesinos tomaran la decisión de alzarse en armas declarándose perseguidos por la oligarquía y el latifundismo”.

A la diligencia de Lozada, que se adelantó en la sede de la JEP en Bogotá, asistieron todos los magistrados que componen la Sala de Reconocimiento, la Procuraduría General de la Nación y las víctimas con sus abogados, además de Lozada y su representante legal. Desde el comienzo, Iván González, presidente de la Sala, indagó en detalles de los hechos revelados por el excombatiente a El Espectador.

Durante esa sesión, una de las críticas de los familiares de las víctimas fue que, precisamente, Lozada no integraba el Secretariado de las Farc para ese momento, por lo que no podría responder algunas de las preguntas específicas sobre los casos. Así sucedió con el hijo del general Fernando Landazábal, que lleva su mismo nombre y quien cuestionó las respuestas del excombatiente sobre las ordenes que recibían los comandantes del antiguo Secretariado. Pese a que planteó varias preguntas, afirmó que no seguiría con los cuestionamientos porque “lo que dice, en su mayoría, son suposiciones, porque no integraba el Secretariado”.

Esta no es la primera vez que la Jurisdicción intenta escuchar a los excomandantes de las Farc después de su confesión. El 7 y 14 de noviembre del año pasado se iban a llevar a cabo estas versiones; sin embargo, el Auto fue objeto de recurso de reposición, luego de quelos familiares de Gómez Hurtado intentaran detener el proceso en la justicia transicional, a través de una tutela, en la que argumentaban que el magnicidio de Gómez Hurtado debía continuar siendo investigado por la Fiscalía. En el documento, conocido por este diario, aseguraban que: “Debemos partir que el análisis que debe surtir la Sala de Reconocimiento no puede basarse solo en una carta y en una reunión para definir si dan o no apertura a un macro caso, más allá de que su trascendencia e importancia para la vida nacional les imponga un tipo de presión mediática para resolver crímenes hasta ahora sin resolver, luego de más de 25 años de haber sido cometido el magnicidio”, se lee en la acción de tutela.

Varios días después, la tutela fue negada y las versiones se reprogramaron para los días 10 y 11 de diciembre; sin embargo, Londoño no pudo cumplir con la citación por las dificultades de salud. Ahora, la JEP reveló que fueron los mismos abogados de la familia del exlíder conservador quienes, en esta ocasión, solicitaron el pasado 21 de enero que se fijara una nueva fecha para escuchar a Rodrigo Londoño.

Los dos excomandantes que faltarían por rendir versión sobre estos seis homicidios son Pastor Lisandro Alape y Pablo Catatumbo. Estas fechas no se han definido todavía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here