La crisis de la India por el covid-19 es un problema para el mundo

0
11

El covid-19 está devastando a la India con niveles récord en los casos nuevos y unas cifras de muertes que han obligado a sus habitantes a improvisar crematorios. La situación es una crisis nacional, que puede tener repercusiones globales, según analiza Aditi Sangal, de CNN.

Un escenario dividido se está desarrollando mientras el mundo lucha contra la pandemia de covid-19.

En países como Estados Unidos y el Reino Unido, personas jubilosas y recién vacunadas abrazan a sus seres queridos después de un largo período de separación. En la India, familias angustiadas cuentan a sus muertos.

En la India, las personas infectadas están siendo rechazadas de los hospitales que se han quedado sin camas y oxígeno, ya que el número de casos nuevos aumenta a niveles récord cada día, creando una crisis nacional con repercusiones globales.

Cuanto más se propaga el virus, más posibilidades tiene de mutar y crear variantes que eventualmente podrían resistir las vacunas actuales, amenazando con socavar el progreso de otros países para contener la pandemia, advierten los expertos.

«Si no ayudamos en la India, me preocupa una explosión de casos» en todo el mundo, dijo el Dr. Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown.

Es por eso que la ola de covid en la India es un problema global que necesita una respuesta coordinada.

Países envían suministros a la India

Los concentradores de oxígeno de Estados Unidos –dispositivos médicos que comprimen el oxígeno del aire– llegaron a principios de esta semana, y el miércoles el Reino Unido, Italia y Alemania enviaron más equipos médicos, ya que los aviones rusos despegaron de Zhukovsky hacia Nueva Delhi con medicamentos, monitores y ventiladores.

Si bien la prioridad inmediata es salvar las vidas de los que ya están enfermos, vacunar al país se considera crucial para detener la propagación del virus. Pero, a pesar de ser el hogar del mayor productor de vacunas del mundo, la India no tiene suficientes dosis y no existe una forma rápida y sencilla de producir más.

Los países occidentales han sido criticados por el almacenamiento de vacunas, pero el miércoles, el secretario de Salud de Gran Bretaña, Matt Hancock, dijo que el Reino Unido no tenía vacunas de repuesto para enviar.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el martes que había hablado con el primer ministro de la India, Narendra Modi, y confirmó que Estados Unidos tiene la intención de enviar vacunas contra el covid-19 a su país. A principios de semana, Estados Unidos dijo que compartiría 60 millones de dosis de AstraZeneca con otros países, pero no especificó qué naciones ni cuándo. Entregarlas podría llevar meses, advirtió la Casa Blanca.

Una distribución equitativa de la vacuna en todo el mundo es esencial, dijo el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos.

«Porque estamos todos juntos en esto. Es un mundo interconectado. Y hay responsabilidades que los países tienen entre sí, especialmente si eres un país rico y estás tratando con países que no tienen los recursos o capacidades», le dijo a The Guardian, a principios de esta semana.

Si la ola de la India no se puede contener y se propaga a países vecinos con bajos suministros de vacunas y sistemas de salud débiles, los expertos advierten que el mundo corre el riesgo de reproducir escenas como las de la India, especialmente si se permite que se establezcan variantes más nuevas y potencialmente más contagiosas. Y, dado que la India tiene un papel de liderazgo en la fabricación de vacunas para otras naciones, no detener su propagación allí podría poner en peligro la aplicación de la vacuna en todo el mundo.

ariantes frente a vacunas

El nuevo coronavirus se detectó por primera vez en la ciudad china de Wuhan y desde entonces se ha extendido por todo el mundo de persona a persona, en algunos casos, mutando en nuevas variantes.

En diciembre, los científicos detectaron una nueva variante, conocida como B.1,617, en la India, aunque no se sabe si esto está provocando la ola nacional debido a la falta de vigilancia genómica.

Anurag Agrawal, director del Instituto de Genómica y Biología Integrativa, dijo el viernes que existe una correlación, sin embargo, entre la creciente prevalencia de variantes y el aumento en el número de casos en la India.

«En Maharashtra la vimos [la cepa B.1,617] aumentar, vimos un brote. Lo estamos viendo aumentar en Nueva Delhi, estamos viendo un brote. Estas son correlaciones epidemiológicas muy importantes», dijo Agrawal.

Pero notó que en Nueva Delhi y en el norte de la India, otra variante, identificada por primera vez en el Reino Unido y conocida como B.1,1.7, era más dominante que la B.1,617. Se sabe que la variante B.1,1.7 es más transmisible.

Fauci dijo que los datos recientes muestran que la vacuna contra el covid-19 de producción nacional en la India, Covaxin, neutraliza la variante B1,617, lo que sugiere que las vacunas podrían usarse contra ella. «La vacunación podría ser un antídoto muy, muy importante», dijo, y agregó que cada día se recopilaba más información.

También se cree que otras variantes, identificadas por primera vez por científicos de Sudáfrica y Brasil, son más transmisibles que la cepa original y ya han llegado a varios países.

Hasta ahora, las vacunas de Pfizer / BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson han mostrado diversos grados de eficacia contra estas variantes. Sin embargo, debido a que el virus puede mutar a medida que se propaga, no hay garantía de que las vacunas disponibles protejan a las personas de nuevas variantes.

Esto no dejaría ningún país protegido, no importa cuántas personas hayan sido vacunadas.

«Por razones egoístas, todos los países deberían preocuparse por los grandes brotes que están fuera de control», dijo Jha. «Países como el Reino Unido y Estados Unidos están haciendo un gran trabajo con las vacunas, y deberían sentirse bien al respecto, pero eso es tan bueno como las variantes que existen».

Más de 142 millones de personas en Estados Unidos y 33 millones de personas mayores de 18 años en el Reino Unido han recibido al menos una dosis de las vacunas contra el covid-19, alrededor del 43% y el 64% de la población elegible, respectivamente.

Por el contrario, alrededor de 129 millones de personas en la India habían recibido al menos una dosis de la vacuna, hasta el 27 de abril, informó el Ministerio de Salud de la India. Eso es poco más del 8% de la población total de la India. Los expertos han culpado a la lenta administración de la vacuna y a la escasez de suministro.

El epidemiólogo Brahmar Mukherjee dice que la India necesitaría administrar 10 millones de dosis al día para vacunar a todos los adultos en los próximos cinco a seis meses. Eso es asumiendo que hay suficientes dosis disponibles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here