La pandemia no terminará para EE.UU. hasta que no termine a nivel mundial

0
60

El presidente Joe Biden anunció el lunes que el Gobierno compartiría más millones de dosis de la vacuna contra el covid-19 con otros países, además de las de AstraZeneca que ya se había comprometido a entregar.

En este marco, el exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades Tom Friedman dijo a CNN que “esta pandemia no terminará para Estados Unidos hasta que no termine a nivel mundial”.

Estados Unidos alcanzó un «día histórico» en la pandemia de coronavirus, ya que el 60% de los adultos de este país han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19, informó la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).Además, más de 3,5 millones de personas de entre 12 y 17 años han recibido su primera dosis, dijo la Dra. Rochelle Walensky.

Y más personas de color se están vacunando, lo que marca «tendencias nacionales alentadoras», dijo la asesora principal del Equipo de Respuesta al covid-19 de la Casa Blanca, la Dra. Marcella Nunez-Smith.

«Reconocemos que el código postal es un indicador más fuerte de la salud», dijo Nunez-Smith. Parece que el hecho de ir al encuentro de la gente y llevar las vacunas a las comunidades está funcionando, dijo.

Las comunidades negras, latinas y nativas americanas han sufrido especialmente los efectos del covid-19. Y algunos de estos grupos dudaban en vacunarse debido a los malos tratos recibidos en el pasado.

Pero los esfuerzos para proteger a las comunidades minoritarias parecen estar dando sus frutos. De todos los centros de vacunación federales administrados por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), alrededor del 60% de las vacunas se han administrado a personas de color, dijo Nunez-Smith.

Y alrededor del 70% de las vacunas administradas a través de los centros de salud comunitarios del gobierno federal se han administrado a personas de color, dijo.

Pero la necesidad de vacunar a más estadounidenses para evitar que el virus resurja en el futuro sigue siendo una realidad.

«Tenemos que seguir garantizando que la cobertura de vacunación sea uniforme en todo el país», dijo Walensky este martes.

«Esto requiere que vayamos al encuentro de la gente donde está, que escuchemos sus preocupaciones y que ayudemos a la gente a tomar una decisión informada sobre la vacunación».

Cambian regulaciones sobre las mascarillas en algunos lugares

Aunque las noticias sobre el aumento de las vacunaciones suponen un paso positivo para alcanzar la inmunidad de rebaño, muchos están lidiando con las últimas directrices de los CDC sobre las mascarillas.

Varios días después de que los CDC dijeran que los estadounidenses totalmente vacunados pueden, en su mayor parte, deshacerse de sus mascarillas, más lugares están cambiando sus políticas de mascarillas, o eliminándolas por completo.

La farmacia CVS y Target dijeron que ya no exigirán a los clientes totalmente vacunados que lleven mascarillas dentro de sus tiendas, a menos que lo ordenen los líderes locales, uniéndose a otros negocios que han abandonado las obligaciones de mascarilla para aquellos que se han vacunado.

«Se seguirá recomendando encarecidamente el uso de mascarillas a los clientes y miembros del equipo que no estén totalmente vacunados», dijo Target en un comunicado. A los clientes de CVS no vacunados se les pide que sigan cubriéndose la cara.

El gobernador de Delaware, John Carney, anunció este martes que el estado eliminará su mandato sobre el uso de mascarillas y los requisitos de distanciamiento físico a partir de las 8 a.m. (hora de Miami) de este viernes.

«Los habitantes de Delaware no vacunados deben seguir usando mascarillas para reducir el riesgo de contraer y propagar el covid-19», dijo Carney.

Se mantiene la orden de exigir el uso de mascarillas en el transporte público, en las escuelas, en los centros de salud y en los edificios e instalaciones de propiedad estatal. El anuncio de Carney instó a las personas que no pueden vacunarse a que sigan usando mascarillas, incluidos los niños mayores de 12 años.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, dijo que las personas totalmente vacunadas ya no tendrán que llevar mascarillas en muchos lugares, con excepciones para las escuelas, los centros de salud y los centros de transporte.

«Si no están vacunados o aún no están completamente vacunados, necesitamos que sigan protegiéndose», dijo Bowser el lunes.

Y a partir del miércoles, Nueva York adoptará las directrices de los CDC y no exigirá mascarillas ni distanciamiento físico a las personas totalmente vacunadas, dijo el gobernador Andrew Cuomo.

Algunos líderes estatales y locales se aferran a las mascarillas

Otros dirigentes no se han apresurado a abandonar los requisitos de las mascarillas.

Mientras que el gobernador de Maryland, Larry Hogan, anunció la semana pasada el fin de la obligación de usar mascarilla en todo el estado, los funcionarios de salud de la ciudad de Baltimore anunciaron que se mantendría la obligación local hasta que al menos el 65% de los adultos de Baltimore hayan recibido al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19.

En Nueva Jersey, el gobernador Phil Murphy firmó el lunes una orden que elimina el requisito de mascarilla para los espacios públicos al aire libre, pero mantuvo el requisito de uso de mascarilla para los espacios públicos interiores y los lugares de trabajo.

«Los ambientes al aire libre plantean un menor riesgo de transmisión del virus que los ambientes interiores, y levantar el mandato de mascarilla en interiores en este momento podría llevar a un aumento de la transmisión entre aquellos que aún no están completamente vacunados, incluidos los niños que aún no son elegibles o que acaban de serlo», dijo Murphy en un comunicado.

«A medida que nos acercamos a nuestro objetivo de vacunación en las próximas semanas, esperamos poder levantar con seguridad el requisito de la mascarilla en interiores pronto», añadió.

California planea mantener su mandato de mascarilla para actividades en interiores durante un mes más, dijeron las autoridades. La norma estatal de cubrirse la cara se retirará para los residentes totalmente vacunados el 15 de junio, anunció el secretario de Salud y Servicios Humanos, Dr. Mark Ghaly.

«Este período de cuatro semanas dará a los californianos tiempo para prepararse para este cambio, mientras continuamos el enfoque implacable en la entrega de vacunas, en particular a las comunidades desatendidas y las que fueron duramente golpeadas a lo largo de esta pandemia», dijo Ghaly.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here