La situación de orden público no cesa en Cali; se reportan ataques e indígenas heridos

0
121

Una de las ciudades más afectadas por las movilizaciones de los últimos 11 días por las manifestaciones en el país es Cali, la capital del Valle del Cauca. Desabastecimiento, enfrentamientos entre manifestantes y Fuerza Pública y supuestos excesos de estos últimos para controlar a las personas han sido comunes. Pero este domingo la situación ha llegado a un nuevo límite.

En distintos puntos de la ciudad, pero principalmente en el sur, se registraron enfrentamientos entre civiles y la minga indígena del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), que busca ingresar a la ciudad por el corredor entre la capital y Jamundí.

Aunque hay versiones encontradas de lo sucedido, en redes sociales se compartieron imágenes y videos de los fuertes choques. En imágenes se ve cómo indígenas atacan a población civil, pero también cómo estos últimos dispararían contra las comunidades indígenas.

Según reportes de la autoridad indígena regional ha habido tres mujeres y seis hombres heridos que pertenecerían al Cric y que presentan impactos de bala.

“9 mingueras y mingueros heridos a bala”, denunció la Cric en su web, anotando que este 9 de mayo, algunos ciudadanos del sur de Cali que se manifestaban en contra del paro y la minga indígena, pretendían quitar uno de los puntos de resistencia, y retuvieron en un vehículo en el que se movilizaban a autoridades indígenas y mingueros, quienes fueron agredidos y ante la llegada de más comunidad indígena para protegerlos, hubo disparos.

A su turno, la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca, calificó el hecho como un intento de masacre. “Este tipo de acción paramilitar produjo 9 heridos por arma de fuego, una de ellas, Daniela Soto, lideresa del Movimiento Juvenil del CRIC, con una herida grave en el abdomen. También se encuentra herido por arma de fuego Jerson Tálaga, autoridad indígena del resguardo de López Adentro. A los heridos, a la hora de ser trasladados a los centros de salud, ya los estaba esperando la Policía para judicializarlos, lo que demuestra un claro plan de agresión y represión coordinada. De la misma manera, hubo varios vehículos de los esquemas de protección de líderes con impactos de bala, lo que también demuestra la gravedad del ataque contra personas protegidas”.

El ministro del Interior, Daniel Palacios, viajó de urgencia a la ciudad para intentar dialogar con las comunidades indígenas, que intentan entrar a la ciudad por este sector, pues es una vía de acceso al centro de la ciudad, donde se encuentra la Universidad del Valle, institución en la que se está concentrando la minga.

Mientras tanto, el expresidente Álvaro Uribe escribió en Twitter que “ciudadanos se oponen a bloqueos, son golpeados y atacados con armas cortopunzantes y de fuego por violentos, se pide apoyo de la Fuerza Pública”. A lo que el ministro de Defensa, Diego Molano, respondió que “Esmad ya está en el punto para controlar situación”.

La situación está en un punto tan crítico que el propio presidente Iván Duque se manifestó en una alocución de último minuto. El mandatario explicó que “por prudencia” no viajaría a Cali, para “no distraer el trabajo de la Fuerza Pública”. Sin embargo, aseguró que parte de su gabinete ministerial sí está en la ciudad.

“Tengo un gran equipo de Gobierno en este momento desplegado en la ciudad de Cali. Yo he tomado la decisión, por prudencia, de no hacer en este momento presencia que distraiga el trabajo de la Fuerza Pública, que debe estar desplegada en toda la ciudad, pero estoy en monitoreo permanente”.

Duque ordena levantar bloqueos viales en Cali

Además, le hizo a la gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán, y al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, para que procuren restablecer el orden público en la ciudad. Además ordenó “el mayor despliegue” de fuerza pública y decretar la ley seca, la restricción del parrillero hombre y medidas para restringir la movilidad.

“Se deben aplicar las normas de restricción del parrillero y a la movilidad para minimizar cualquier riesgo a la seguridad ciudadana. Además, hacer valer y aplicar la ley seca en la ciudad”, indicó.

Y solicitó a la minga indígena que regrese a sus resguardos, asegurando que “no podemos dejar que las provocaciones aticen la violencia y generen una situación que se vuelva inmanejable”.

“Los bloqueos deben levantarse y tiene que, con la autoridad local, cumplirse. La Fuerza Pública y el equipo de gestión social del Gobierno tienen que hacer las aproximaciones para que a los distintos sectores de la población se les lleve seguridad. El mensaje al ministro del Interior: tiene que trasmitirle al grupo del CRIC que en este momento, y dada la circunstancia de orden público, es necesario que retornen a sus resguardos. Toda vez que la situación de alteración del orden público puede suscitar a confrontaciones con la ciudadanía”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here